Causas detrás de la fuga de tu perro: 5 razones comunes

¿Puede escaparse un perro?

Aunque los perros son fieles por naturaleza y no tienen la independencia de los gatos, un perro puede escaparse de sus amos por muchos motivos: ansiedad por la separación, instinto de caza o apareamiento, por ejemplo.

La inclusión de estos animales de compañía en la vida cotidiana hace que se enfrenten a muchos estímulos o situaciones a los que no estaban acostumbrados: ruidos estridentes, olores de comida, perras en celo, etc.

Pero no solo en la ciudad hay peligros: en plena naturaleza también podemos extraviar a nuestro mejor amigo.

Te contamos los distintos motivos por los que puede escaparse un perro para que identifiques con antelación los riesgos y pongas remedio antes de perder a tu querida mascota.

¿Puede escaparse un perro?

Razones por las que puede escaparse un perro

1. Situaciones inesperadas

Un acontecimiento repentino puede hacer que nuestro amigo canino huya despavorido. Por ejemplo, un disparo en el bosque o unos fuegos artificiales, incluso algún sonido que, aunque nosotros no percibamos, puede resultarles amenazador o molesto.

La ansiedad por separación también es una situación peligrosa para un perro: algunos experimentan esta emoción cuando se separan de sus dueños y pueden intentar escapar para buscarlos.

2. Instinto de caza

Los perros son animales curiosos y aventureros por naturaleza: a menudo quieren explorar y descubrir cosas nuevas, lo que puede llevarlos a intentar escapar o perderse de su hogar.

Además, su desarrollado sentido del olfato en este caso es una desventaja. Los olores que les resulten excitantes -y también los ruidos-, como una presa que puedan cazar, llevarán al perro a huir para perseguirla con su posible desaparición.

Hay perros que persiguen todo lo que se mueve y es muy difícil evitar que salgan corriendo tras una presa. Con este tipo de perros el paseo diario puede convertirse en una penosa tarea, pues puede lanzarse a correr por una calle transitada poniéndose en peligro a sí mismo y a los peatones.

Sea cual sea la raza de tu perro, el instinto de caza se le puede despertar en cualquier momento. La persecución de una pieza les libera endorfinas y les crea una sensación de felicidad, por lo que es muy difícil detenerles en esos momentos. Por eso es conveniente adiestrarles y darles recompensas para convencerles de que puede ser positivo reprimir este instinto.

3. Entorno extraño

Una mudanza o unas simples vacaciones pueden ser conflictivas para nuestros queridos amigos, ya que los perros tienen un instinto territorial natural.

Al cambiar de entorno, aunque sea de forma temporal, debemos ser conscientes de que nuestro cuadrúpedo preferido intentará encontrar de nuevo su antigua o habitual casa.

4. Nuevo en la familia

Si tu perro es nuevo en la familia, especialmente si procede de una protectora o de otro país, deberás actuar con precaución. Muchas veces no sabemos cuál es la historia del animal -puede tener algún trauma, miedo a determinados condicionantes, problemas de comportamiento, etc.-, y nos resulta imposible predecir cómo reaccionará en esta nueva situación.

5. Instinto reproductor

Otro motivo por el que puede escaparse un perro es por su instinto sexual. Tanto machos como hembras corren sin mirar atrás cuando persiguen a su futura ‘pareja’. Estos, además de posibles extravíos, puede conllevar también un riesgo económico, ya que en caso de apareamiento no deseado, el propietario del perro macho puede ser considerado responsable y suele tener que pagar parte de los costes.

Por todo ello, es muy importante asegurarse de que nuestra fiel mascota esté adecuadamente cuidada y atendida. Esto incluye proporcionarles suficiente estimulación física y mental, cuidado veterinario regular, una dieta adecuada y atención y cariño.

¿Puede escaparse un perro?

Un localizador GPS nos permite encontrarle y recuperarle inmediatamente

Afortunadamente, ahora tenemos también soluciones tecnológicas para reforzar la seguridad. Es el caso de los localizadores GPS para perros, que se colocan en el collar y no les suponen ninguna molestia.

Con la ayuda del transmisor GPS, podemos hacer un seguimiento detallado para saber en todo momento dónde están, localizar su ubicación, ver las rutas pasadas y establecer alarmas para estar más pendientes en situaciones de peligro.

Podemos concluir que son muchas las razones por las que puede escaparse un perro, pero hoy en día tenemos las herramientas suficientes para evitar que suceda o poner solución y localizarle cuanto antes.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *